martes, 1 de mayo de 2018

El misterio del perro perdido

Érase una vez un perro abandonado, la comida la sacaba de la basura, bebía de los charcos o de los ríos que no era agua potable. 

Siempre que se metía en un callejón le ofendían otros perros, Un día casi no salió vivo de allí ¡le mordieron la pata derecha! pero un día se atrevió a defenderse y nunca más lo maltrataron. 


Hasta que un día una familia lo encontró y se lo quedaron, estaba casi moribundo, pero lo curaron y lo pusieron nombre, ya que no tenía.


Por fin el perro tuvo familia y se quedó muy contento, colorín colorado este cuento se ha acabado. 



FIN. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Simbad el marino

Érase una vez, en Bagdad, un joven que era muy humilde llamado Simbad. Como trabajo se dedicaba a cargar de un sitio a otro unos paquetes...