jueves, 31 de mayo de 2018

El mejor cuento

Érase una vez un príncipe que estaba en un castillo muy grande, allí tenían de todo y eran muy ricos ya que tenían gran cantidad de diamantes y mucho oro.
Entonces ocurrió algo... vieron a un hombre en el bosque, desde la ventana del castillo.

- El príncipe dijo: ¿Qué tal si ayudamos a aquel muchacho?

Bajaron por las escaleras hasta llegar a la puerta, el príncipe le dio algo de comer ya que parecía un poco hambriento.

- El hombre le preguntó: ¿Por qué le das comida?, a lo que el príncipe le respondió:

- Porque parece que llevas días sin comer.

Hicieron un pícnic y resulta que cuando el príncipe llegó al castillo, se dio cuenta que no quedaba comida. Tuvo que ir al supermercado a comprar.

Moraleja: cuando veas a alguien hambriento, puedes darle comida, pero no tanta porque sino te quedarás sin comer.

FIN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las aventuras de las letras.

La letra es la letra más aventurera, un día fue a la selva de África y estaba súper contenta, de repente escucha un grito diciendo... - ...